Grabados paleolíticos en la cueva de Lekeitio (Vizcaya)

octubre 18, 2016 Escrito por: Tablilla De Cera - No hay comentarios

Enlace a la noticia: El diario montañés: Es apabullante la puesta en escena de la cueva de Lekeitio — La Razón: Los grabados paleolíticios de la cueva de Armintxe, en Lekeitio, los “más impactantes” de la Península.

Industria lítica magdaleniense. Vía: artehistoria.com

Industria lítica magdaleniense. Vía: artehistoria.com

Cerrábamos la semana pasada con la noticia del descubrimiento de unos grabados paleolíticos en una cueva en pleno centro urbano de la localidad de Lekeitio (Vizcaya). El equipo arqueológico de la Universidad de Cantabria, liderado por el prehistoriador César González, se muestra admirado por la calidad y posible importancia del yacimiento, que adscriben dentro de la cultura magdaleniense (entre 15.000 y 8.000 años atrás). Destaca la técnica utilizada, mucho más vistosa que en otros grabados murales contemporáneos y especialmente la presencia de dos (puede que tres) leones con las característica físicas que conocemos para esta época (cabeza corta, sin melena y un penacho en la cola), lo cual no es algo extraño porque conocemos otros ejemplos en la Península pero si escaso.

Arpones magdalenienses. Vía: artehistoria.com

La cultura magdaleniense abarca una especie de arco desde centroeuropa hasta el norte peninsular y sendos focos en la costa lusitana y levantina, así como una variante del magdaleniense en la península itálica. Se trata cazadores muy especializados, con una dieta basada principalmente en el caballo pero que empiezan a explotar los recursos marinos. Su industria nos muestra arpones de gran tamaño, preparados para presas como el cachalote por lo que están considerados como los primeros marinos de la historia (aunque es casi impensable encontrar restos de sus embarcaciones) y aunque no son sedentarios, si que van limitando sus movimientos a zonas concretas en las que encontramos restos de poblamiento en forma de cabañas o tiendas y especialmente, enterramientos en común,

El descubrimiento de Lekeitio se une a toda la serie de yacimientos magdalenienses de la cordillera cantábrica que ya conocemos (Santimañe, Altamira…) para aportar más datos sobre técnicas (os animamos a leer sendos artículos para ello) y su entorno y dieta. Aunque dada la dificultad del yacimiento no se prevé que sea visitable, si que esperamos que su difusión por medio de técnicas museográficas como ya ocurre en numerosos yacimientos paleolíticos.

Para saber más: