La Tablilla y su autor

¡Bienvenidos!

Me llamo Juan Antonio Bermejo y soy licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Entre mis ámbitos de estudio e interés están la evolución de la legión romana, la época republicana romana, el mundo fenicio-tartesio, la formación y evolución de las religiones, el nacionalismo como fenómeno histórico y la antropología histórica. También soy recreador histórico para la asociación Hispania Romana.

La Tablilla de Cera nace con la ambición de no ser un sitio más entre cientos donde narrar Historia. También nace de una profunda desilusión ante el continuo uso de la Historia para fines ajenos y partidistas. Todos los días se tergiversa y se maltrata la Historia y los que nos dedicamos a ella por vocación nos vemos relegados a observar con horror y a buscarnos la vida para intentar destacar y hacernos ver (y gritar en ocasiones), ante los cientos de afirmaciones erróneas que se hacen cada día. También es, por tanto, un lugar donde intentar destacar, no lo negaré.

Para ello he decidido que la mejor manera es volver a los orígenes: a la escuela en la que, de una forma u otra, todos nos hemos empezado a formar como personas. Los niños que acudían a la escuela en época romana lo hacían con su cuaderno donde tomar notas, como cualquier niño de cualquier época. Su cuaderno era una tablilla de madera rellena con cera de abeja, en ocasiones podía incluso tener dos o más hojas unidas por un cordel. Mediante un punzón de madera o metal (stylus) el niño iba garabateando pacientemente la primera declinación con el famoso rosa-rosae (los que hemos estudiado latín lo sabemos bien), pero en cuanto el maestro se daba la vuelta el niño garabateaba aburrido cualquier dibujo, y en un rincón escribía “ego” (“¡yo!”), acaso el heroico legionario que le gustaría ser de mayor. ¿Nos suena esta situación? estoy seguro que en otra época, en otro lugar y con otros garabatos todos hemos vivido algo parecido.

La Tablilla de Cera tiene la perspectiva de la historia de las ideas o del pensamiento, una escuela histórica cuyo fin es que el historiador ponga las ideas (la forma de pensar), en relación con aquello que las rodea. No podemos estudiar el mundo medieval desde la perspectiva de una persona del siglo XXI; el historiador debe tratar de empatizar desde un punto de vista lo más objetivo posible, con el mundo y las personas que pretende estudiar, con su forma de pensar (aunque como persona, simpatice o no con esas ideas).

Bajo esta perspectiva, La Tablilla de Cera pretende ofrecer a sus visitantes la posibilidad de reflexionar acerca del hecho histórico, de crear pensamiento crítico respecto a un hecho concreto y aplicar lo aprendido a nuestra vida social diaria. Pero esto es sólo una parte, La Tablilla de Cera no pretende ser un rincón aislado; también es un lugar donde informarse sobre exposiciones, eventos, noticias, entrevistas, lecturas interesantes y cualquier otro tema relacionado con la razón de ser de La Tablilla de Cera: la Historia.

Mayo de 2015

Sobre reconocimiento de la autoría y citación:
Como no podría ser de otro modo está permitido el uso de mis artículos o fragmentos de ellos en cualquier formato pues ello contribuye a la divulgación histórica y a la reflexión, que es lo que a fin de cuentas tiene como objetivo La Tablilla de Cera. La única petición que hago como autor es la citación del artículo como reconocimiento a las horas de trabajo empleadas. ¿Cómo citar un artículo de La Tablilla de Cera? muy fácil, cualquiera de estos formatos es válido:

  • Bermejo Das Neves, J.A. “[Título del artículo]” tablilladecera.com [fecha del artículo]
  • [Título del artículo]” ([fecha del artículo]) tablilladecera.com [enlace web al artículo]