¿Qué hacer si encuentras un objeto de valor patrimonial?

enero 26, 2016 Escrito por: Tablilla De Cera - 1 comentario

Enlace a la noticia: ABC de Sevilla. ¿Qué hago si encuentro debajo de mi casa algo de valor?

Desde La tablilla no sólo tenemos intención de divulgar y hacer crítica histórica. También nos preocupa el patrimonio histórico en peligro, desde los yacimientos destruidos en Siria (y desgraciadamente no sólo de Palmira deberíamos de hablar y no sólo culpar al ISIS), los robos del Museo de El Cairo durante la Primavera árabe (un buen número de aquellos objetos han sido “encontrados” en subastas de Estados Unidos hace poco) hasta el propio patrimonio nacional en peligro (hablamos en Agosto de Ategua). Así que cuando aparece en prensa algún artículo dedicado a la defensa del patrimonio intentamos hacernos eco cuando antes (Guardianes del patrimonio en Siria). Esta semana traemos a colación una noticia que nos habla de ese numeroso patrimonio escondido que aparece en los campos, en pueblos o en los solares y construcciones ferroviarias de las ciudades y que normalmente continua oculto (o destruido) por desconocimiento. ¿Qué hacer ante el hallazgo de un objeto de valor patrimonial? el  ABC de Sevilla nos da cuenta de los detalles y aunque especifica para el ámbito andaluz nos da una idea general para el resto de España aunque la ley de patrimonio deja a las comunidades la potestad de aplicar normas concretas más allá de la ley general (y eso, a nuestro juicio, presenta fallos en la mayoría de los casos).

Por último debemos recordar que puede llegar a ser delito la ocultación y especialmente la destrucción de un bien patrimonial. Esto se da especialmente en pecios cercanos a las costas (elemento maltratado tras la última reforma de la ley patrimonial), como por ejemplo barcos hundidos (como el famoso caso del Nuestra Señora de las Mercedes), depósitos rituales de armas u objetos o yacimientos “comidos” por el agua, e igualmente en yacimientos sobre campos de cultivo o montes (como el mencionado caso de Ategua) que en muchos casos aunque no estén visiblemente tratados por la arqueología, están localizados y catalogados por medio de catas de urgencia (esto se suele dar sobretodo en las ciudades al excavar para comenzar una construcción o una carretera) o estudios de prospección (técnicas de teledetección, prospección magnética…).

Sí, sabemos que es improbable que nos toque el síndrome de Indiana Jones y descubramos algo durante nuestra vida diaria pero resulta interesante estar informados al respecto y concienciar a la sociedad.

Para saber más