Un busto romano para pagar impuestos

Noviembre 22, 2016 Escrito por: Tablilla De Cera - No hay comentarios

Enlace a la noticia: ABC de Sevilla: Una familia de Sevilla negocia pagar sus impuestos con un busto romano.

 

La noticia que traemos hoy tiene casi un mes pero lo que nos interesa más allá de lo curioso del caso es reflexionar acerca de los bienes de patrimonio histórico en manos privadas, la dificultad del control de los mismos y las posibilidades o perjuicios que pueden ofrecer estos casos.

Primeramente debemos completar la noticia y explicarla un poco mejor porque la falta de información a la hora de tratar estos temas incluso en el mundo del periodismo nos da cuenta de lo complicado (y a veces ignorado o de poco interés) que resultan estos temas. El busto, que formaría parte de una estatua de cuerpo entero, más que identificarlo con la máxima autoridad del Estado parece destinado a extender el nuevo culto imperial o la figura del princeps en el marco de las reformas de Augusto para la restauración de la república bajo su mando. Fue cedido al Museo Arqueológico de Sevilla (donde hasta la fecha se puede contemplar) por un acuerdo entre la familia propietaria y la administración pública como un medio de pagar sus deudas con el fisco. La cesión parece ahora encallada por un problema de tasación, una parte -la propietaria- tasa hacia lo alto y la otra -la administración- hacia lo bajo para una figura de difícil tasación pero clara importancia histórica porque es la única cabeza de Augusto de fabricación autóctona en Hispania y contemporánea al protagonista, nos muestra los rasgos del princeps en aquellos años. Fruto de estas negociaciones la familia propietaria amenaza con su venta a un tercero por lo que la pieza podría salir del Arqueológico de Sevilla y probablemente de España con paradero desconocido.

A partir de aquí merecería la pena que reflexionemos sobre el asunto tratando de analizar la situación desde diferentes puntos de vista:

  • ¿Hasta que punto puede el propietario negociar con un objeto declarado BIC (Bien de Interés Cultural) de importancia histórica?
  • ¿Debe el organismo estatal -la Junta de Andalucía que es quien tiene la última palabra- adquirir el objeto aun al coste que pide el propietario?. En caso de que la Junta de Andalucía no pueda o quiera, ¿debe intervenir el Ministerio de Cultura como último recurso?
  • ¿Se puede obligar al propietario a aceptar un precio por debajo de su tasación al tratarse de un objeto de patrimonio histórico?, ¿aunque eso dañe su situación económica?.
  • La Ley del Patrimonio Histórico Español obliga a los propietarios de un bien histórico a su muestra al público dependiendo de su importancia pero deja abierta la forma y permite ganancia económica. Son las Comunidades Autónomas y sus propias leyes de patrimonio histórico las que regulan el marco general.
  • ¿Cómo debe impedirse la salida del objeto a manos privadas y con destino desconocido? En caso de producirse es prácticamente imposible establecer condiciones debido a la legislación internacional y a la propia de origen del nuevo propietario.
  • ¿Supone o puede suponer un problema el choque entre los diversos organismos del Estado? hemos mencionado a la Junta de Andalucía, a Hacienda y al Ministerio de Cultura, así como el Museo Arqueológico de Sevilla que aunque depende de las decisiones de los anteriores es la institución mas interesada.

La mayoría de estas preguntas y todas las que se nos vengan a la mente tiene respuesta acudiendo a la legislación y es cosa de tribunales pero más allá de eso, la intención desde La Tablilla de Cera es ver y comprender la dificultad que presenta la protección de un bien histórico, su conservación y todos los problemas que derivan de ello a pesar de tener una legislación firme en materia de patrimonio que aunque empieza a quedarse anticuada fue de las últimas en promulgarse en Europa (y por tanto copia otras legislaciones ya efectivas)

Para saber más: